viernes, 27 de mayo de 2016

Frómista, una parada obligada en la provincia de Palencia



Si te gusta el arte románico, la buena gastronomía y las tradiciones castellanas, la localidad de Frómista, en Palencia (Castilla y León), es sin duda tu próximo destino.

 

Plaza de Tuy, en Frómista, Palencia. Foto: Belén Valdehita

 

Tanto si vas hacia la zona norte de España, como si estás recorriendo la provincia de Palencia, Frómista es una de esas poblaciones que no hay que dejar de visitar. Considerada la Capital del Románico Palentino, esta villa es también zona de paso del Camino de Santiago y del Canal de Castilla.


San Martín de Tours, la joya de Fromista


Situada en la Plaza de San Martín, la Iglesia de San Martín de Tours, original del siglo XI, es uno los templos románicos mejor conservados de toda Europa. En su fachada destacan la perfección de sus formas, sus volúmenes y su belleza arquitectónica. Parte de esta perfección se debe a la restauración que se llevó a cabo entre los años 1894 y 2004. San Martín posee una planta rectangular con tres naves, siendo más alta y doble de ancha la central que el resto. En el interior destacan cincuenta capiteles con imágenes costumbristas y religiosas.

Iglesia de San Martín de Tours, en Frómista. Foto:
Belén Valdehita


Pero Frómista nos reserva otras maravillas arquitectónicas, como las iglesias de San Pedro y Santa María del Castillo o la ermita de Santiago, que en su interior acoge una magnífica imagen románica de la Virgen del Otero del siglo XIII.

El Canal de Castilla a su paso por Frómista


En la localidad de Frómista se cruzan el Camino de Santiago y el Canal de Castilla. En esta villa se produce el desnivel más pronunciado de cuantos dispone esta obra de ingeniería, además de contar con el único conjunto cuádruple de esclusas que hay en todo el recorrido del Canal de Castilla. Junto a estas esclusas se encuentra ubicada la Casa del Esclusero, que en la actualidad acoge la Oficina de Turismo de Frómista.

Casas porticadas en Frómista. Foto:
Belén Valdehita


Comer y alojarse en Frómista


Aunque el municipio de Frómista no posee un gran tamaño, no le faltan bares donde tomar el aperitivo y restaurantes donde comer reconfortantes sopas castellanas o de ajo y un excelente lechazo asado. La oferta de restauración incluye el Asador Villa de Frómista, el Restaurante El Apóstol, la Hostería los Palmeros, el Mesón Infanta de Castilla, el Restaurante Bar Vandos o el Restaurante El Jardín-Meeting Point. Muchos de ellos ofrecen menús a precios especiales para los peregrinos que realizan el Camino de Santiago, o para todos aquellos que deseen comer de una forma más económica. Es el caso de La Venta del Boffard, una bonita cafetería frente a la Iglesia de San Martín de Tours que ofrece menús, venta de productos locales e incluso funciona como sala de exposiciones.

Iglesia de San Pedro, en Frómista. Foto:
Belén Valdehita


En cuanto a la oferta de hoteles en Frómista, recomendamos el Hotel Doña Mayor, de tres estrellas, que se encuentra en el número 31 de la calle Francesa. Dispone de su propio restaurante, con una carta que ofrece platos tradicionales con un toque contemporáneo.

La oferta de ocio en Frómista



Está claro que los aficionados al arte disfrutarán a lo grande en Frómista. Pero este municipio palentino dispone de otras propuestas para sus visitantes. Por ejemplo, acercarse al Museo Etnográfico de Rodolfo Puebla, ubicado cerca de la iglesia de San Pedro, que nos ofrece una muestra de cómo era la vida cotidiana de Castilla a comienzos siglo XX. La Iglesia de Santa María del Castillo, que fue declarada Bien de Interés Cultural, ya no ofrece culto, y hoy en día acoge el Museo Vestigia, Leyenda del Camino, que consiste en un montaje multimedia sobre el Camino de Santiago.

Estatua de San Pedro González Telmo. Foto:
Belén Valdehita


Los aficionados a la naturaleza y a las actividades que en ella se realizan, podrán practicar el senderismo, el piragüismo, los paseos a caballo o el cicloturismo por las numerosas rutas y caminos que parten desde Frómista. Una de las favoritas es la ruta por el Canal de Castilla.

Por la noche en Frómista, muchos de sus bares permanecen abiertos, sobre todo en fin de semana, para tomar una copa, escuchar música o simplemente charlar. Como dato curioso, en Frómista se elabora una bebida llamada esparceta, cuyos ingredientes son un secreto que sólo conoce una familia en el pueblo, aunque sí se sabe que el vino es uno de ellos.

Ayuntamiento de Frómista. Foto:
Belén Valdehita


En el calendario de eventos de Frómista, señalar la fiesta de San Telmo, que se celebra el lunes siguiente al lunes de Pascua. Se trata de una fiesta muy arraigada, y el acto central es la procesión cívica de "el Ole", que tiene lugar el domingo por la noche.

En tu próximo viaje por Palencia, no olvides pasar por la localidad de Frómista. ¡No te arrepentirás!

Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...