lunes, 3 de noviembre de 2014

El serrano pueblo de Zufre, en la provincia de Huelva

Situado en el Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, en Huelva, Zufre es un precioso pueblo cuya visita es altamente recomendable. Aunque la localidad más famosa en la zona es Aracena, a tan sólo 25 kilómetros, sería imperdonable no perderse por las calles y el entorno de esta bonita población.

Localidad de Zufre, en Huelva. Foto: Belén Valdehita

Su casco urbano, catalogado Bien de Interés Natural, se halla a 450 metros de altitud, convirtiéndolo en un maravilloso mirador sobre esta serranía onubense, encajada en el extremo occidental de Sierra Morena.

El Patrimonio Monumental de Zufre

Fortificado y de origen musulmán, el casco urbano de Zufre se halla sobre un cerro que domina sobre el Valle de la Rivera de Huelva. Su trazado está formado por estrechas callejuelas de casas blancas que desembocan en agradables plazas, como la de los Alcaldes, un auténtico mirador sobre el parque natural, o la de la Iglesia, que alberga gran parte del patrimonio de Zufre.

Ayuntamiento de Zufre, en la Plaza de la Iglesia. Foto: Belén valdehita

Esta última plaza recibe su nombre por la Iglesia de la Purísima Concepción, del siglo XVI. Frente a ella se halla el espléndido edificio del Ayuntamiento, del mismo siglo. Junto al consistorio podremos ver la Fuente del Concejo, de estilo renacentista. 

Iglesia de la Purísima Concepción. Foto: Belén Valdehita

Otros lugares imprescindibles en Zufre son la Torre de la Harina, perteneciente a la antigua fortaleza almohade de los siglos XII y XIII; la Ermita de Santa Zita, del siglo XVI; la Ermita de San Miguel, del siglo XIV; la Ermita de San Sebastián del siglo XVI, o la popular Ermita de Nuestra Señora del Puerto. 

Fuente del Concejo. Foto: Belén Valdehita

En conjunto, todo el pueblo es una auténtica belleza que hay recorrer pausadamente. Así podremos ir viendo otras fuentes, pilares, lavaderos, cruces o retablos callejeros, además de poder charlar con sus encantadoras gentes.

La riqueza natural de Zufre

A este bonito pueblo blanco sólo le podía faltar un entorno natural acorde a su belleza. Y lo tiene, ¡vaya si lo tiene! Está integrado por grandes espacios forestales que se alternan con dehesas y zonas de matorral noble. “Viajes para toda una vida” visitó Zufre en pleno otoño, y pudimos ver la riqueza de setas y hongos que se da en estas tierras: gurumelos, galipiernos, tanas (amanitas cesáreas), níscalos o tentullos (boletos).

Vistas desde el Paseo de los Alcaldes. Foto: Belén Valdehita

Desde el pueblo el panorama es espectacular. En zonas como el Paseo de los Alcaldes, la vista se pierde entre montañas, encinares, olivares, bosques de alcornoques y castaños, arroyos o los grandes pantanos de Zufre y Aracena.

Comer y dormir en Zufre

Hablar de gastronomía en Zufre es hacerlo de los productos que da la tierra, como las patatas o las setas; de la caza, de la matanza y del delicioso aceite de oliva que se elabora en la Cooperativa Olivarera Nuestra Señora del Puerto, cuya almazara se halla junto al Paseo de los Alcaldes.

Recetas como el cocido con gurumelos, el pollo en salsa zufreña, los revueltos, las migas o las poleás harán las delicias de los visitantes. Entre los restaurantes, mencionar “La Ventana de Zufre”. Su nombre no podía estar mejor elegido, porque tanto en el interior del local como en la terraza podremos comer rodeados de un escenario natural privilegiado. Tienen una carta variada de pescados, carnes, setas y guisos, y hacen un salmorejo estupendo. Las raciones son enormes, el trato de lo más agradable y los precios muy ajustados.

Panorámica desde el Restaurante "Ventana de Zufre". Foto: Belén Valdehita

Para tomar el aperitivo o picar algo, nada mejor que el Bar Los Benitos, donde la especialidad es la carne “asá”.

A la hora de alojarse, en Zufre encontraremos el tranquilo y económico Hostal La Posá, o la elegante y lujosa, pero mucho más cara, Casa Vesta. Otras posibilidades de alojamiento son las casas rurales, como La Vicaría, El Paladín, Arriba y Abajo o La Tahona.

Zufre en fiestas

Cualquier momento del año es bueno para recorrer el Parque Natural de la Sierra de Aracena y conocer Zufre. Pero, sin duda, hay fechas especiales en las que el ambiente crece considerablemente en este pueblo. En el calendario de eventos de Zufre descubriremos fiestas tradicionales como los Carnavales. Se remontan al siglo XIX, cuentan con Murgas y finalizan con el peculiar “Entierro de la Aceituna”.

Por las calles de Zufre. Foto: Belén Valdehita

Las Fiestas Patronales, en agosto, comienzan y terminan con una romería. La protagonista es la Virgen del Puerto, que desde su serrana ermita es bajada hasta la Iglesia de la Purísima Concepción. Allí permanece durante los 15 días que duran los festejos, para regresar posteriormente a su privilegiada ermita, situada en el magnífico entorno de la Sierra de la Vicaria. 

El Valle de la Rivera de Huelva desde Zufre. Foto: Belén Valdehita

Mencionar también la Semana Santa de Zufre, una de las más destacadas de la provincia de Huelva, y la Fiesta de las Candelas. Esta última tiene lugar la víspera de la Inmaculada Concepción, es decir, el 7 de diciembre. Esa noche se prenden hogueras con ramas de romero, y en sus brasas se hacen tostadas con manteca. La hoguera más grande se instala en la Plaza de la Iglesia.

Callejuelas de casas encaladas en Zufre. Foto: Belén Valdehita

Finalizamos encantados nuestro recorrido por Zufre, con el firme propósito de regresar con más tiempo para completar nuestro periplo por el magnífico Parque Natural de la Sierra de Aracena, en Huelva.

Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...