domingo, 15 de enero de 2012

Turismo en Buenos Aires, la capital de Argentina

Muchos de vosotros posiblemente habréis escuchado hablar de Buenos Aires, o incluso visto algún documental sobre esta ciudad del Río de la Plata.

Si os gustan los destinos diferentes, Buenos Aires os encantará. Eso sí, es imprescindible deciros que antes de emprender el viaje es necesario dejar de lado todos los preconceptos que uno pueda tener en mente. Lejos de ser una ciudad monumental, Buenos Aires es una enorme polis nueva. Como leéis, la capital porteña casi no tiene historia…, al menos no comparada con las grandes capitales europeas.

Su encantador aura radica en la mezcla sutil de buen clima, buena gastronomía y excelente movida cultural y nocturna…

Buenos Aires: una ciudad nueva

Su historia se remonta tan sólo a dos siglos, cuando se erigió como capital de una nueva Nación tras la separación del Virreinato del Río de la Plata. Desde entonces, Buenos Aires creció simétricamente a lo largo y ancho, convirtiéndose en una ciudad de más de tres millones de habitantes.

Sus años bajo dominio español la transformaron en una ciudad de espíritu latinoamericano pero con reminiscencias típicamente españolas, italianas e incluso francesas, que pueden observarse claramente en muchos de los grandes edificios del centro de la ciudad.

Su historia estuvo ligada al nacimiento del tango, un ritmo platense que poco a poco conquistó al mundo entero con sus cortes y quebradas. Las melancólicas letras de este género plasmaron el crecimiento de la ciudad, la evolución de su gente y las relaciones humanas durante la primera mitad del siglo XX. 

Por este motivo, es altamente recomendable recorrer Buenos Aires de la mano del tango, para así descubrir su pasado al compás del 2x4.

 

Principales atractivos de Buenos Aires

El mayor icono de Buenos Aires, o al menos el más famoso, es el Obelisco. Ubicado en la intersección de Corrientes (la avenida de los teatros) y  9 de Julio ("la avenida más ancha del mundo", según los argentinos), este monumento conmemora las dos fundaciones de la ciudad.

Otro lugar que vale la pena visitar es la mítica Plaza de Mayo, centro neurálgico de la política argentina. A su alrededor se alzan el antiguo Cabildo, llamado hace años "Casa Rosada", y la bella Catedral de Buenos Aires donde descansan los restos mortales del General San Martín. 

A pocos pasos de la Catedral, construida entre los siglos XVIII y XX, se encuentra la calle Florida, una de las zonas preferidas por los turistas para comprar cuero, ropa y souvenirs.

Si estáis interesados en sumergiros realmente en el alma de la ciudad, no dejéis de visitar los clásicos cafetines de Buenos Aires, como Los Angelitos o Café Tortoni. Cafés antiguos, en madera, con decoraciones antiguas y tango de fondo donde se puede disfrutar de un café con tostado o medialunas con jamón y queso. 

La Boca y San Telmo, corazón de la ciudad

Caminito, la calle que inspiró el famoso tango homónimo, es un paseo mágico a orillas del antiguo puerto donde es posible vislumbrar a los primeros inmigrantes que llegaron a Argentina en búsqueda de un futuro mejor.

Casitas precarias (llamadas conventillos) pintadas de colores, gracias al ingenio de Benito Quinquela Martín, escoltan a artistas callejeros que dibujan caricaturas de los turistas y les enseñan a bailar tango en plena calle. Muy cerca de allí, se alza el Estadio de Boca Juniors, conocido popularmente como La Bombonera, un sitio perfecto para cualquier amante del fútbol.
Si deseáis sentiros realmente en un tradicional conventillo argentino, el hotel de principios del siglo XX Hostal de La Boca os trasladará al antiguo mundo de los inmigrantes. Eso sí, con todas las comodidades de hoy en día.

Hacia el centro de la ciudad, siguiendo la calle Defensa, se llega a San Telmo, antiguamente el barrio de la clase aristocrática porteña y hoy en día, nueva meca de la moda de autor. Tiendas de ropa y restaurantes se entremezclan con las casas de antigüedades y la clásica Feria de San Telmo, que fin de semana tras fin de semana recibe la visita de miles de turistas y locales en búsqueda de toda clase de artefactos y antigüedades. 

En San Telmo, encontraréis una gran oferta de hoteles boutique y alojamientos para todos los gustos y bolsillos. Los amantes del lujo y el confort disfrutarán de la ecléctica elegancia de Hotel Babel, una antigua residencia totalmente renovada y con una ubicación de privilegio, en pleno corazón de San Telmo y a pocos pasos de Puerto Madero.

La modernidad de Buenos Aires: Puerto Madero

Sin duda es Puerto Madero uno de los lugares más bonitos de Buenos Aires. Emplazado sobre un encauce del río, se alza majestuoso un barrio chic con restaurantes de nivel, cines, hoteles cinco estrellas y edificios residenciales de categoría.
Muchos conocedores han comparado a lo largo de los años a Puerto Madero con París. Se trata entonces de un paseo imperdible, que debéis realizar para juzgar por vosotros mismos y decirnos si realmente se parece en algo este trozo de tierra argentina al romántico recorrido a orillas del Sena.

La lejana Buenos Aires puede ser un destino turístico perfecto para aventureros que deseen conocer una ciudad diferente, con aires europeos y corazón latinoamericano. Sólo es necesario animarse, coger un avión y cruzar el Atlántico...

Una colaboración de Antonella Grandinetti, creadora del blog viajesocioplacer.blogspot.com

Vista nocturna de Puerto Madero, Buenos Aires. Autor: Juan Ignacio Iglesias





Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...