viernes, 1 de abril de 2016

El pueblo amurallado de Maderuelo, en la provincia de Segovia



El pueblo segoviano de Maderuelo se encuentra situado en lo alto de una colina, desde la que se divisan las provincias de Soria y Burgos. Esta villa de origen medieval conserva en sus calles más de tres mil años de historia. Para completar nuestra visita a esta amurallada localidad, nada mejor que recorrer su precioso entorno natural, integrado por el embalse de Linares y las Hoces del río Riaza. 

 

La villa de Maderuelo, en Segovia. Foto: Belén Valdehita


Un paseo por Maderuelo 



Maderuelo es una población con mucho encanto. Está considerada como uno de los Pueblos más Bonitos de España, además de ser Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Histórico. Se accede a Maderuelo por la almenada puerta de los Dos Arcos, de la que parten las dos principales calles de la villa. Hay otra antigua puerta en el municipio, la del Barrio, del siglo XVI.


Maderuelo, uno de los Pueblos más Bonitos de España. Foto: Belén Valdehita


Maderuelo hay que recorrerlo a pie, contemplado las casas de adobe con dinteles de piedra. Si nos fijamos, en algunas de ellas podremos ver antiguas piedras grabadas con extraños signos, sobre todo flores o círculos. Son vestigios procedentes de la ciudad romana y visigoda que hubo con anterioridad en este mismo lugar. Existen muchas leyendas locales que hablan de la existencia de cuevas que comunican las casas del pueblo por el subsuelo, pero eso es algo que no pudimos comprobar.

Qué ver en Maderuelo


El patrimonio monumental de Maderuelo incluye dos iglesias, situadas en cada uno de los extremos del pueblo. Se trata de las iglesias de San Miguel y la de Santa María. Esta última se construyó sobre una antigua mezquita, como dan fe los tres arcos árabes de herradura. En su interior se conserva una momia, que según cuentan es de una joven que se encontró en los alrededores. 

Puerta medieval de acceso a Maderuelo. Foto: Belén Valdehita

 
En nuestro recorrido por Maderuelo cruzaremos por tres plazas: la de San Miguel, la del Baile y la Plaza del Castillo. En ellas encontraremos otros lugares emblemáticos de la villa, como las ruinas del castillo, que está catalogado como Bien de Interés Cultural; las murallas o la Torre Medieval.  

Iglesia de Santa María, en Maderuelo. Foto: Belén Valdehita


El pueblo de Maderuelo nos reserva otras sorpresas, como un trabuquete o lanzapiedras, con el que se hacen demostraciones durante las fiestas medievales que se celebran en verano. También podéis acercaros a la fuente de Aguachines, cuyas aguas dicen que  tienen propiedades que curan las enfermedades del riñón. 

Iglesia de San Miguel, en Maderuelo. Foto: Belén Valdehita


Fuera de las murallas de Maderuelo podremos ver un antiguo puente romano, sólo visible en verano, cuando bajan las aguas del embalse de Linares; la ermita de la Veracruz, considerada Bien de Interés Cultural, o la ermita neoclásica de Castroboda, donde se celebra una romería popular el último domingo de septiembre.

Patrimonio natural de Maderuelo


El pueblo de Maderuelo está prácticamente rodeado por el pantano de Linares, que embalsa las aguas del río Riaza. Junto al embalse, en una gran pradera verde rodeada de árboles, se encuentra la ermita de la Veracruz.

 
Ermita de la Veracruz, en Maderuelo. Foto: Belén Valdehita

En el término municipal de Maderuelo se halla una gran parte del Parque Natural de las Hoces del Río Riaza. Se trata de un bello espacio situado en torno a las hoces que ha formado el río Riaza, y está dotado de una gran riqueza botánica y animal. Es un destacado refugio de aves, sobre todo de rapaces.

Alojamiento y restauración en Maderuelo


La cocina tradicional de Maderuelo tiene mucho que ver con la cocina castellana en general y con la de Segovia en particular. Es ésta una tierra en la que la matanza del cerdo es toda una tradición, y en la villa podremos degustar excelentes chorizos, embutidos y jamones. El cordero es otro de los manjares locales, ya que se cría con los aromáticos arbustos y pastizales de la zona. Esto se traduce en deliciosos lechazos asados al horno. Y para acompañar estas viandas, un buen vino de la D.O. de Ribera del Duero, demarcación con la que linda Maderuelo. De hecho, hay varias bodegas excavadas en las rocas que rodean la villa. Para comer os sugerimos los restaurantes Alfoz, la Posada del Medievo y el Restaurante Mirador de los Templarios.

Trabuquete sobre la muralla de Maderuelo. Foto: Belén Valdehita


El embalse de Linares, en Maderuelo. Foto: Belén Valdehita


La oferta de hoteles en Maderuelo incluye dos estupendos y recomendables alojamientos: el Hotel Boutique & Spa Capitulo Trece y el Hotel Secreto de Castilla, ambos de tres estrellas. 



Parque Natural de las Hoces del Río Riaza. Foto: Belén Valdehita

Parque Natural de las Hoces del Río Riaza. Foto: Belén Valdehita


Desde “Viajes para toda una vida” os recomendamos la visita a la localidad segoviana de Maderuelo. Durante un fin de semana podréis disfrutar de su historia, sus monumentos, su gastronomía y su maravilloso entorno natural. Evitar el verano, que es cuando más visitas recibe la villa, y optar por épocas más tranquilas, como la primavera y el otoño, que además os permitirán descubrir sus parajes en todo su esplendor. 


Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...