miércoles, 16 de octubre de 2013

Mérida, mucho más que el legado romano

Puente Lusitania de Mérida. © Wikimedia
 
Mérida, situada al norte de la provincia de Badajoz, es la capital de la Comunidad Autónoma de Extremadura, y alberga la sede de las instituciones de su Gobierno.

La ciudad es muy reconocida a nivel internacional por su impresionante conjunto arqueológico y monumental, legado por el que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1993.

Pero Mérida es mucho más, ya que en la actualidad la urbe cuenta con un importante componente de modernidad, representado por elementos como su Ciudad Deportiva (una de las mejores de España), el IFEME (Institución Ferial de Mérida), el Palacio de Congresos y Exposiciones, la Sede Confederación Hidrográfica del Guadiana (obra de Rafael Moneo), la Biblioteca Pública del Estado, el Puente Lusitania sobre el Guadiana (obra de Santiago Calatrava) o el Edificio de Morerías.

La mejor época para viajar a Mérida

Conociendo el tiempo que hace en Mérida a lo largo de las estaciones del año, el viajero puede escoger sus preferencias climáticas para visitar la ciudad.

Mérida posee un clima de tipo mediterráneo continental, aunque con una clara influencia atlántica debida a la cercanía de la costa portuguesa. Este maremágnum de condiciones climáticas hace que sus inviernos sean suaves, con mínimas que raramente bajan de los 0 grados centígrados, y que sus veranos resulten muy calurosos, con máximas que llegan a sobrepasar los 40 grados.

Las precipitaciones de lluvia se hallan entre los 450 y los 500 mm, siendo más intensa en los meses de noviembre y diciembre. Los veranos son secos, y en Mérida, al igual que en la mayor parte del sur de España, son habituales las sequías.

El otoño es la época más inestable del año, ya que se producen con frecuencia tormentas, a menudo secas. Tanto en otoño como en invierno es habitual la aparición de nieblas.

Recorrer la Mérida monumental

 

El pasado de Mérida está estrechamente ligado a la antigua Roma. La ciudad fundada bajo dominación romana, y en esta época adquirió una importancia notable, situándose entre las grandes urbes del imperio.

Recorrer Mérida es como realizar un continuo viaje al pasado, ya que por todo el casco urbano perduran restos de épocas gloriosas. En el caso del legado romano, el más importante, destacan monumentos como el Teatro Romano, el Anfiteatro, el Circo Romano, el Puente Romano sobre el río Guadiana, el Puente Romano sobre el río Albarregas, el Acueducto de los Milagros, el Acueducto de San Lázaro, el Templo de Diana, el Arco de Trajano, la Casa del Mitreo o la Casa del Anfiteatro.

Entre los monumentos religiosos sobresalen la Concatedral de Santa María, la Basílica de Santa Eulalia, la Iglesia de Santa Clara, la Iglesia de Nuestra Señora de la Antigua, la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, el Convento de las RR.MM. Franciscanas Concepcionistas o el Convento de Jesús Nazareno.

Otros puntos de interés son el Palacio de los Vera-Mendoza, el Palacio de los Corbo, el Palacio de la China o el Real Edificio de la Carnicería

Conocer la Mérida más actual

 

Mérida se ha convertido en una ciudad dotada de un gran número de recursos y potenciales turísticos, tanto monumentales-históricos como modernos. Cuenta con una estupenda red de transportes que podría ampliarse en un futuro, si se finaliza la línea del AVE que va a enlazar Madrid con Lisboa (actualmente suspendida por temas económicos).

Además, la ciudad ofrece numerosas alternativas culturales y de diversión, como el tradicional Festival de Teatro Clásico (julio y agosto), el Festival de Cine Inédito (finales de noviembre o primeros de diciembre), el Festival Juvenil Europeo de Teatro Grecolatino (abril), el Vía de la Plata Festival, un festival de música metal (julio), el Extremúsika (abril), el FanCine Gay, festival de cine gay y lésbico (noviembre), la Muestra Audiovisual Internacional "El Mes+Corto" (octubre) o el Festival Internacional Cineposible de Extremadura (marzo).

A todo ello se une su completa oferta de comercio, formada por cuatro centros comerciales de gran superficie y un centro de ocio. El más importante es el Centro Comercial Abierto, que abarca las principales calles comerciales del centro de Mérida y que cuenta con red Wi-Fi, microclima, baños públicos, parking o hilo musical.

Comer y dormir en Mérida

 

La gastronomía de Mérida se falla estrechamente entroncada con el campo, e incluye productos como el jamón ibérico, los quesos de la tierra, los aceites, las hortalizas, las frutas silvestres, sus excelentes carnes o las especias.

Entre los platos más típicos se hallan las ensaladas de zorongollos, cojondongo o jilimojas, el gazpacho extremeño, el cordero asado o guisado, la caldereta de cordero, la cardincha de paleta de borrego, el conejo al estilo de Mérida, los escabeches con peces de río o el revuelto de espárragos trigueros.

En cuanto a alojamiento, Mérida cuenta con hoteles de lujo como el Eurostars Mérida Palace, de cinco estrellas. Entre los hoteles de cuatro estrellas se encuentran el Parador de Mérida Vía de la Plata, el Velada Mérida, el Tryp Mérida Medea Hotel o el Hotel Las Lomas.

La oferta de hoteles de tres, dos y una estrella está compuesta por el Romero Mérida, La Flor De Al-Andalus, el Hotel Rambla Emérita, el Hotel Cervantes, el Hostal Acueducto Los Milagros, el Hotel Vettonia, el Nova Roma, Las Abadías, el Lusitania o el Hostal Anas.

Arte, cultura, ocio, comercio, artesanía, una buena oferta de alojamiento y una sugerente restauración son algunos de los valores de la actual y moderna Mérida.

Teatro Romano de Mérida. © Wikimedia


Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...