jueves, 10 de enero de 2013

Aracena, mucho más que una serranía de la provincia de Huelva


Panorámica de la villa de Aracena, coronada por su castillo.

Con sus blancas casas descolgándose por el Monte de la Cruz, a los pies del imponente castillo, la localidad de Aracena, en Huelva (Andalucía), es un lugar perfecto para disfrutar del ecoturismo gracias a su Parque Natural y a la sierra a los que da nombre. Pero Aracena, además de naturaleza, es patrimonio, cultura, gastronomía, tradición e historia viva de un pueblo que invita a disfrutar del viaje reposadamente, para relajarse y no perder detalle.

El término municipal de Aracena, dado su enorme valor natural, es uno de los espacios protegidos más destacados de la comunidad andaluza, además de ser cabeza de partido de otros 31 municipios, siendo la sede administrativa, comercial y turística de la comarca serrana de La Sierra de Aracena.

A todos los atractivos que Aracena posee se añade su agradable clima mediterráneo. Su temperatura anual media ronda los 15 grados centígrados, y cuenta con unos veranos cálidos y secos, ideales para las vacaciones estivales. Las suaves temperaturas de los meses veraniegos contrastan con los valores que marca el termómetro durante los meses invernales, que resultan bastante más fríos que en la costa andaluza. Ello, lógicamente, se debe a su ubicación en la sierra y a su altitud, que para muchos viajeros resulta un aliciente y un valor añadido. 

Qué ver en Aracena

Al margen de sus más que justificados atractivos paisajísticos de dehesas, bosques de encinas, alcornoques, castaños y monte bajo rodeado de arroyos, Aracena posee un magnífico casco urbano que está considerado Bien de Interés Cultural.

Entre sus preciosas calles y recoletas plazas encontramos monumentos como el antiguo Castillo-Fortaleza del siglo XII o la Iglesia Prioral de Ntra. Sra. del Mayor Dolor, que todavía posee el alminar de la mezquita sobre la que fue construida.

Otros lugares de interés en Aracena, que merecen una detenida visita, son la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción (siglo XVI), la Iglesia-Convento de Santa Catalina Mártir (siglo XVI), el Museo de Escultura Contemporánea o el Casino de Arias Montano.

Por si fuera poco, Aracena posee una auténtica obra maestra de la naturaleza, la Gruta de las Maravillas, una de las formaciones cársticas más bellas e interesantes de España. La entrada general cuesta 8,50 euros, y se puede visitar tanto por la mañana como por la tarde.

Comer y dormir en Aracena

Capítulo a parte merece la gastronomía de Aracena, donde destaca la figura del cerdo ibérico, criado en las grandes dehesas de la zona. De él se obtienen el lomo, los solomillos, los secretos, la presa de paletilla, las castañetas, las costillas, las asaduras, el jamón de bellota, el morcón y otras chacinas, porque ya se sabe, “del cerdo, hasta los andares”.

Aracena es también tierra de gran valor micológico, con una gran variedad de setas presente en su cocina, especialmente en los guisos.

Entre los platos más típicos de Aracena se encuentran las migas, los revueltos de espárragos trigueros, el pisto serrano, el gazpacho de invierno, el caldo de matanza, el guiso de menudo o el potaje de castañas.

Imprescindible probar su queso de cabra, además de sus variados dulces, como mazapanes, poleás, florecillas, gañotes, pestiños, piñonate, las natillas con costra quemada, las compotas de manzana, las castañas en licor o los roscos de Semana Santa. Otras exquisiteces de Aracena son sus mostos, aguardientes de guinda y licores de setas.

La oferta de alojamiento de Aracena incluye hoteles de cuatro estrellas como La Casa Noble y el Aracena Park Hotel & Spa; de tres estrellas, como el Hotel Apartamento Rural Finca Valbono, La Era de Aracena, el Hotel Posada de Valdezufre y  la Casa Rural Finca El Tornero.

En la categoría de dos y una estrella se hallan el Hotel Sierra de Aracena, el Hostal Rural Molino Del Bombo, la Hospedería Reina De Los Ángeles o el hotel Los Castaños.

La oferta turística de Aracena

El turismo rural ha ido en auge durante los últimos años en Aracena, convirtiéndose en todo un referente del turismo de interior en Andalucía. El patrimonio monumental y natural de esta villa la hizo merecedora del título “Municipio Turístico de Andalucía” en el año 2006, convirtiéndose en el único municipio onubense que posee este reconocimiento.

Aracena incluye en su propuesta turística su animado calendario festivo, con eventos como la Feria y la Fiesta Mayor, que se celebran durante la tercera semana de agosto; la festividad de la Candelaria (2 de febrero), la fiesta de san Blas (al día siguiente), la Semana Santa, la Romería de la Divina Pastora (7 de junio) o la fiesta de la Concepción (8 de diciembre). Esta última festividad cuenta con la tradición de los rehiletes, que consiste en instalar candelas por los barrios donde se queman los rehiletes hechos con hojas de castaño y pinchados en una vara de olivo para producir estelas. 

Sierra de Aracena, en Huelva.

Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...