viernes, 12 de diciembre de 2014

Pueblos con encanto en Segovia: Sotosalbos


De entre los muchos pueblos bellos y encantadores de la provincia de Segovia (Castilla y León), Sotosalbos es uno de los favoritos del blog de “Viajes para toda una vida”. Desde Segovia se accede a este municipio por la N-110 en dirección a Soria, desviándonos por la SG-V-2366 tras pasar el municipio de Torrecaballeros.

 

Localidad de Sotosalbos, en Segovia. Foto: Belén Valdehita

Sotosalbos es una de esas poblaciones que ha conseguido mantener la esencia de pueblo serrano. En sus cuidadas calles, donde no faltan cantidad de bonitos detalles, se suceden las casas de piedra con teja árabe. Aquí no hay cabida para las aberraciones urbanísticas.

La localidad de Sotosalbos data del siglo XII, cuando surgió como aldea en torno a su preciosa iglesia románica, de la que ya se hablaba en “El Libro del Buen Amor”, del Arcipestre de Hita (siglo XIV).

El patrimonio de Sotosalbos

Es sin duda la iglesia de Sotosalbos, situada en la Plaza Mayor, la estrella monumental del pueblo. Dedicada a San Miguel Arcángel, es una de las iglesias románicas más bonitas de la provincia de Segovia. Edificada en el siglo XI, posee una maravillosa galería porticada, característica de esta zona, con una profusa decoración y abundantes capiteles. La Torre Campanario es magnífica, de planta cuadrada y con tres pisos de altura. 

Iglesia de Sotosalbos. Foto: Belén Valdehita

Ya en el interior, descubrimos la pila bautismal gallonada, una escultura románica de Nuestra Señora de la Sierra, varias pinturas sobre tabla del siglo XV, el retablo barroco y una magnífica Cruz Procesional realizada en plata por un platero segoviano del siglo XVI, Antonio de Oquendo.

Galería porticada de la Iglesia de San Miguel. Foto: Belén Valdehita

La Plaza Mayor de Sotosalbos es sencilla pero muy agradable. De arquitectura tradicional segoviana, queda resaltada en una de sus esquinas por la Iglesia de San Miguel y el pequeño jardín que la rodea.

Plaza Mayor de Sotosalbos. Foto: Belén Valdehita

Otros elementos patrimoniales reseñables de Sotosalbos son el Potro de Herrar que se encuentra en la Plaza del Descansadero del Herrero, o las fuentes que podremos ver en los alrededores del municipio, como la Fuente de Arriba o la Fuente de Abajo, ambas cubiertas por arcos de piedra. 

Comer y dormir en Sotosalbos

Aunque el pueblo de Sotosalbos no es muy grande, cuenta con cinco buenos lugares para disfrutar de la cocina segoviana y creativa. A la entrada del pueblo hay dos restaurantes, el Portón de las Casillas y el Porche, ambos muy recomendables. En la misma plaza del pueblo se halla La Taberna del Arcipestre. Es éste un pintoresco local donde se puede disfrutar por el día de un buen tapeo y un delicioso arroz meloso por encargo, y por la noche cenar agradablemente y tomar unas copas. Su visita es imprescindible si pasas por Sotosalbos.

Calle de Sotosalbos. Foto: Belén Valdehita

Ya fuera del pueblo, pero en su término municipal, encontraremos la Finca de Duque, del popular restaurador segoviano Julián Duque, y el restaurante A. Manrique, ambos junto a la N-110.

Taberna del Arcipestre, en Sotosalbos. Foto: Belén Valdehita

No hay hoteles en Sotosalbos, ni falta que hace, ya que posee una estupenda y variada oferta de casas rurales, además de un hostal. Entre otras posibilidades de alojamiento, mencionar el Hostal del Buen Amor y las casas rurales Edelweis, La Fragua, Malangosto, Finca de Duque, Paraje de la Fuente, Saltus Alvus, La Casa del Maestro, La Casa del Roble o Fuente Techada.


Qué ofrece Sotosalbos al viajero

Sotosalbos es un destino muy recomendable para cualquier época del año. Aunque el invierno puede ser especialmente frío en Segovia, no hay nada más agradable que sentarse a charlar tomando una copa al calor de las chimeneas de sus restaurantes y casas rurales. La primavera y el otoño son espectaculares en toda la esta zona, por la luz y por el color del paisaje. En verano el pueblo cuenta con mucha animación especialmente el primer fin de semana de agosto, cuando se celebran las fiestas en honor a María Magdalena.

Construcción tradicional de Sotosalbos. Foto: Belén Valdehita

Otros eventos de Sotosalbos son la festividad de Nuestra Señora la Virgen de la Sierra, patrona de Sotosalbos, que tiene lugar cincuenta días después de Semana Santa, y que siempre se traslada a un domingo; la celebración de San Miguel Arcángel, el 29 de septiembre; la celebración de la Noche de Reyes o la singular fiesta de Santa Águeda, el 5 de febrero.


Calle de Sotosalbos. Foto: Belén Valdehita

El entorno natural de Sotosalbos es magnífico. Desde el pueblo parten varios senderos que invitan a recorrer los alrededores, siempre con el telón de fondo de la Sierra de Guadarrama. Una sencilla excursión es la que lleva por la Cerca del Boquerón hacia la Cruz de Canto, un símbolo de piedra habitual en los municipios segovianos. Desde aquí se disfruta de unas magníficas panorámicas.

Detalle de puerta. Sotosalbos. Foto: Belén Valdehita


No debemos dejar Sotosalbos sin haber pasado por la única tienda del pueblo: la Fragua. Está muy cerca de la iglesia, y podemos adquirir tanto preciosos objetos de artesanía y caprichos, como un estupendo pan artesano elaborado en una tahona de Pedraza.

No lo olvides, si andas por la provincia de Segovia, no dejes de pasarte por Sotosalbos. Quedarás gratamente sorprendido. Para más información, o realizar alguna reserva, consulta la web del Ayuntamiento www.sotosalbos.es/


Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...