lunes, 26 de enero de 2015

La villa de Cazorla, en Jaén

Enclavado en pleno Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, en Jaén, se halla la población de Cazorla, destino ideal para el turismo de naturaleza y arte.

 

Casco antiguo de Cazorla. Foto: Pepepitos

 

Al este y nordeste de la provincia de Jaén se extiende el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, y en su territorio descubrimos Cazorla, el municipio con mayor población de toda esta zona, que comprende otras 22 poblaciones.

Cazorla cuenta con una animada vida social, cultural y artística, que se complementa con todo tipo de actividades para disfrutar de la naturaleza.

Su clima, pese a ser una población de montaña, es de tipo mediterráneo continental, por lo que ni las temperaturas son tan bajas, ni nieva tanto como cabría esperar.

Cazorla, naturaleza e historia


En Cazorla, basta con levantar la mirada para disfrutar, no solo de su espectacular entorno natural, sino también con su increíble patrimonio histórico-monumental.

Son muchos los tesoros culturales de esta tierra, como el Castillo de Yedra (siglo XI), que se halla en el cerro de Salvatierra y que aloja el Museo de Artes y Costumbres Populares del Alto Guadalquivir.

Iglesia de Santa María, en Carzorla. Foto: Quinok

Otros monumentos que descubrir en Cazorla son las ruinas de la iglesia de Santa María, del siglo XVI; el castillo de las Cinco Esquinas, que como su nombre indica posee una planta pentagonal; la Iglesia de Nuestra Señora de la Virgen del Carmen, con su original torre octogonal; el Convento de San Juan de la Penitenciaría, del siglo XVI; la iglesia de San Francisco, del siglo XVII; el monasterio de Montesino; el palacio de la Vicaría, del siglo XVII o su rosario de ermitas, formado por las de la Virgen de la Cabeza, de San Isicio, de San Sebastián y de San Miguel Arcángel.

Ir de tapas por Cazorla


Por su situación e historia, la cocina tradicional de Cazorla aúna la influencia de dos comunidades, la andaluza y la castellano-manchega. Es principalmente una gastronomía muy serrana, donde destacan platos como la gachamiga, los torreznos, los tallarines, la ajoharina, el rin-ran o el pipirrana.


La carne es otro producto estrella en la cocina de la zona, destacando la pierna o cabeza de cordero y la carne de monte (jabalí, gamo o ciervo). Tampoco hay que dejar de probar la exquisita trucha serrana.

Pero mucho más tradicional que sentarse en una mesa, lo típico en Cazorla es ir de tapas. El tapeo aquí es toda una experiencia, y en cada bar, tasca o taberna se elaboran todo tipo de suculentos y originales aperitivos. Se les asigna un nombre y se colocan en una larga lista. Para cada consumición se escoge una tapa a voluntad que no supone ningún incremento de precio.

Cazorla, parada y fonda


La oferta de alojamiento en Cazorla cumple con los requisitos necesarios para dar cabida a todo tipo de gustos y presupuestos. Eso incluye hoteles, hostales y alojamientos rurales, e incluso un parador nacional, de tres estrellas, situado en pleno Parque Natural de Cazorla.

Castillo de Yedra, en Cazorla. Foto: Francisco Jesús Ibáñez

Para los que prefieren un hotel de cuatro estrellas está el Coto del Valle de Cazorla. Algo más económicos, pero con un buen nivel, son los hoteles Villa Turística Cazorla, RL Ciudad de Cazorla, Peña de los Halcones y Tharsis, todos con categoría de tres estrellas.

Para un presupuesto más ajustado, los hoteles Guadalquivir, Puerta de Cazorla, Parque o el Albergue Inturjoven Cazorla son una buena opción.

Las numerosas posibilidades de Cazorla


Del día a la noche, Cazorla proporciona al visitante una gran variedad de actividades. Por la mañana se puede comenzar con un recorrido cultural por la villa, que finalizará con una animada ronda de tapeo para recuperar fuerzas. Por la tarde, sólo hay que decidir cual de las numerosas rutas que recorren el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas se escoge para poder disfrutar de una excursión que nos descubra la increíble flora y fauna de esta bellísima zona.

Para conocer mejor a los cazorleños, nada como pasar un agradable rato en la Plaza Mayor de Cazorla, más conocida como El Huevo y centro neurálgico de la villa.

Panorámica de Cazorla, en Jaén. Foto: Martin Haisch

Ya al caer el sol, los amantes de la noche pueden conocer el animado ambiente nocturno de Cazorla, que con sus numerosos bares y pubs prolongará la jornada hasta el amanecer.

Destacar dos eventos anuales imprescindibles en el calendario cazorleño: el Festival Internacional de Blues Bluescazorla, que tiene lugar a finales de julio, y el Festival Internacional de Teatro de Cazorla, que se celebra en otoño. ¿Quién da más?

Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...