viernes, 20 de julio de 2012

Berlín, la perfecta fusión de modernidad e historia


Puerta de Brandenburgo, Berlín. Autor: Thomas Wolf



Berlín es la capital de la República Federal de Alemania, y está situada en el nordeste del país, muy cerca de Polonia. Con 3,4 millones de habitantes, constituye la quinta aglomeración urbana de Europa. Por ella fluyen los ríos Spree, Havel, Panke y Whule. Es una ciudad preciosa, que deja sin aliento a sus visitantes, muy moderna, pero a la vez cargada de historia, ya que constituye un centro cultural y artístico de primer nivel.

En 2006 fue elegida “Ciudad Creativa” por la UNESCO y en 2009 recibió el Premio príncipe de Asturias de la Concordia. Es, sin duda, una de esas ciudades que hay que visitar al menos una vez en la vida, ya sea para pasar unos días vacaciones o para estudiar alemán. De cualquier manera, la estancia en Berlín seguro que se convierte en una experiencia inolvidable. ¡Conozcámosla un poquito más de cerca!

El clima de Berlín

Posee un clima continental, con mucho contraste entre estaciones. Los veranos son calurosos con una media de entre 20 y 25 grados centígrados. Por su parte, los inviernos son muy fríos y húmedos.

Los meses más fríos son diciembre, enero y febrero en los que son abundantes las nevadas. La primavera es la época más lluviosa, pero las precipitaciones no suelen ser muy abundantes.

Berlín presume de tener sólo un día sin sol al mes, lo que la convierte en un destino que se puede visitar en cualquier época del año, exceptuando los meses más fríos. Si viajas a esta ciudad, aunque sea verano, es recomendable llevar algo de abrigo para cuando cae la noche, ya que las temperaturas bajan un poco.

Qué ver en Berlín

En Berlín hay infinidad de cosas que visitar, monumentos impresionantes en tamaño y belleza, plazas inmensas, museos de todo tipo, galerías de arte, parques de enormes dimensiones en zonas céntricas, iglesias y otras muchas propuestas.
Museos
Entre los museos más visitados de Berlín están: el Museo del Pérgamo (que alberga importantes colecciones de tesoros), el Museo Judío y, por supuesto, la famosa Isla de los Museos, que alberga los museos más relevantes de la ciudad.
Plazas
Muy características de la ciudad, hoy en día se han convertido en punto de encuentro de los berlineses. Entre las más destacadas están la Alexanderplatz, la Hackescher Markt o la Postdamer Platz, que es una de las plazas más concurridas de Europa y está llena de comercios.
Parques
Los parques de la ciudad son muy extensos y verdosos, y constituyen un espacio donde los ciudadanos de Berlín se relajan, se olvidan del estrés de la ciudad y se mezclan con la naturaleza. El parque principal es el Tiergarten, situado en el mismo centro de Berlín. Posee unas grandes dimensiones y forma parte de la imagen de muchas postales de la ciudad. También cabe señalar el Jardín Zoológico de Berlín, que se encuentra entre los más importantes del mundo por la cantidad y variedad de especies con las que cuenta.
Iglesias
Las iglesias no son muy numerosas, pero sí que llaman la atención por su majestuosidad y diseño. La más relevante es la Catedral de Berlín (iglesia Evangélica), pero también merecen una visita la Iglesia de San Nicolás (con más de 800 años) o la Iglesia memorial Kaiser Wilhelm (monumento protegido).
Palacios
Los palacios de Berlín rompen con la estética moderna de la ciudad, dándole un toque clásico. Todos están perfectamente conservados a pesar de su antigüedad, ya que han formado parte de grandes sucesos de la historia de la ciudad. Hoy en día se utilizan para celebrar actos públicos o albergar instituciones. Los dos más conocidos son el Reichstag (sede del Parlamento alemán) y el palacio de Bellevue.
Otros monumentos
La ciudad de Berlín está llena de monumentos y lugares emblemáticos que visitar, especialmente por su larga trayectoria histórica. Fue capital del Reino de Prusia, del Imperio Alemán, de la República de Weimar y del Tercer Reich, para posteriormente ser dividida, tras la II Guerra Mundial, por el Muro de Berlín. ¿Qué monumentos no te puedes perder? A parte del Muro de Berlín hay otros sitios de gran interés cultural, como la Columna de la Victoria, La Puerta de Brandeburgo, el Fernsehturm (una curiosa torre de televisión) y, por supuesto, la Torre del Holocausto y el Jardín del Exilio.

La gastronomía de Berlín

Los platos más típicos de la ciudad están elaborados a base de albóndigas y salchichas blancas, acompañadas de patatas fritas y varias salsas. Es una cocina muy sencilla, en la que se utilizan verduras como las coles y los guisantes o legumbres como las judías o las lentejas. En cuanto a las carnes, tienen predilección por el cerdo y el ganso, aunque también el pescado está muy presente en su cocina.

Sin duda, la cerveza es la bebida estrella de la gastronomía berlinesa. Se fabrica de forma artesanal, y todas las cervecerías de la ciudad, muchas situadas al aire libre, elaboran su propia cerveza, por los que cada una tiene un sabor particular.

Después de saber un poco más de la ciudad de Berlín, ¡seguro que no puedes resistirte a conocerla en primera persona!

Palacio de Bellevue, en Berlín.

Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...