viernes, 10 de febrero de 2012

Montañas a orillas del mar Mediterráneo

Cuando llega el momento de planear las vacaciones, a muchos de nosotros se nos plantea la misma pregunta: ¿playa o montaña? Unas veces decidiremos playa y otras la montaña; pero existe una forma de combinar ambos destinos y así poder disfrutar doblemente de la experiencia.


Un buen destino para disfrutar tanto de la playa como de la montaña es la localidad alicantina de Jávea. Si finalmente nos decidimos por pasar unos días de nuestras vacaciones en alguna de las casas de Jávea, podremos alternar el bullicio de la arena con la tranquilidad de la montaña.


Jávea y el macizo del Montgó

Por todos son conocidas las playas de Jávea, un magnífico exponente del litoral de la Costa Blanca. En ellas es fácil practicar actividades como la vela, descubrir las profundidades marinas de la reserva del Cabo de San Antonio, jugar al golf o simplemente tomar el sol tumbado sobre la arena.

Pero aún hay más. Para los amantes de la montaña, en Jávea existe la posibilidad de practicar el senderismo recorriendo el Parque Natural del Montgó. Pese a contar con una altura máxima de 753 metros, es un recorrido perfecto para realizarlo en un solo día. Subir a la cima del Montgó y contemplar desde lo más alto el mar Mediterráneo es una sensación indescriptible.


Durante el recorrido se puede apreciar la flora y fauna de la zona, además de descubrir la gran cantidad de restos históricos que allí se encuentran, como la Cueva del Agua, utilizada por romanos y árabes para abastecer a las tropas que se asentaba en aquella zona.


Una montaña sobre las aguas del Mediterráneo

Otro destino que combina literalmente la playa y la montaña es el también alicantino municipio de Calpe. Y es que en mitad del mar se puede contemplar como se alza el característico peñón de Ifach; un sistema montañoso de roca calcárea de más de 300 metros de altura.


Gracias a la gran oferta de apartamentos en alquiler que posee Calpe, existe la posibilidad de combinar a la perfección unos días de sol y playa con otros de paseos por la montaña.


Calpe tiene en su haber un amplio abanico de playas; desde pequeñas calas de roca hasta extensas playas de fina arena. En ellas, los amantes del buceo podrán descubrir sus extensas praderas de posidonias y, para los que prefieran practicar otros deportes náuticos, cuentan con la posibilidad de realizar surf, vela o motos acuáticas, entre otras muchas de las posibilidades que ofrece Calpe.


Y para compensar los días de relax total en la playa, disfrutando de las posibilidades de alquileres que ofrece Calpe, también se puede practicar el senderismo por alguna de las rutas del Parque Natural del Peñón de Ifach. 

En una mañana se puede subir hasta la cima, ya que la dificultad no es grande, y admirar las magníficas vistas, que incluyen el Parque del Montgó, el cabo de Huertas en Alicante y, a lo lejos, la pequeña silueta de la isla de Ibiza. Sin duda, unas vistas que compensan con creces el esfuerzo realizado durante el ascenso.

Vista de Jávea desde el Parque Natural del Montgó. Foto: Rodriguillo




Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...