lunes, 27 de agosto de 2012

Marruecos, un destino para viajar en cualquier época del año



Medina de Marrakech.

El exotismo de sus ciudades y sus gentes, su agradable clima, su cercanía o la posibilidad de realizar buenas compras son algunos de los muchos motivos para visitar Marruecos en cualquier momento del año. Y ahora hay más facilidades, gracias a que se pueden encontrar un gran número de vuelos baratos a Marruecos.

El reino marroquí se halla en la costa norte de África, y ofrece la posibilidad de disfrutar en un mismo día de la nieve de las montañas del Atlas o de la arena dorada y las aguas cristalinas de sus increíbles y gigantescas playas, tanto las que baña el mar Mediterráneo como las que se encuentran frente el Atlántico. Entre las primeras, destacar las playas de Tánger, como la de Achakar, o las de Acila (Asilah), con playas como la de Kahf El Hemam, a sólo tres kilómetros de la ciudad. Si se prefieren las aguas del Océano Atlántico, las playas de Agadir o Casablanca son sin duda las mejores.

Pero Marruecos es mucho más que sol y playa. Sus mágicas ciudades envuelven al viajero seduciéndolo con sus colores, olores y sabores. Imprescindible es recorrer las calles y lugares de interés de las míticas e inolvidables ciudades imperiales como Marrakech, Fes o Meknes; las fortificadas como Asilah, El Jadida, Azemmour, Safi o Essaouira o las ciudades de las mil Kasbahs, como Ouarzazate, Errachidia, Erfoud, Tineghir o Zagora, para finalmente disfrutar de otras urbes más modernas y cosmopolitas, como Casablanca, Tánger o la capital del reino, Rabat.

Conviene saber que aunque el idioma oficial de Marruecos es el árabe, se habla habitualmente el francés y también se utiliza bastante el castellano. La moneda es el dirham, y un euro equivale a unos 12 dirham, aproximadamente. La religión mayoritaria es el musulmán, y se deben guardar ciertas reglas básicas de respeto para no ofender a la población. 

Vista panorámica de Casablanca. Autor: Ferdinand Reus


jueves, 9 de agosto de 2012

Fiestas patronales de Jávea, en la Comunidad Valenciana


Jávea es, sin duda, un destino perfecto para las vacaciones estivales. A finales de agosto celebra sus fiestas patronales, por lo que la ciudad se llena de vida y de actividades que pueden hacer todavía más entretenida la estancia allí.

Fiestas de Bous al mar, en Jávea.


La localidad valenciana de Jávea celebrará a finales de agosto y principios de septiembre sus fiestas patronales. Concretamente, este año tendrán lugar entre el día 25 de agosto y el 8 de septiembre, y tienen como principal objetivo honrar a la patrona de la villa, la Mare de Déu de Loreto. Los principales protagonistas de estas fiestas son las corridas de Bous a la Mar, pero también se organizan otras muchas de actividades orientadas a todas las edades, para que todos los que visiten Jávea en estas fechas disfruten de estos días de fiesta. 

Una interesante opción para vivir intensamente las fiestas patronales que organiza la comisión de festejos del barrio de Duanes de la Mar es elegir un alquiler vacaciones Jávea. las fiestas cuentan con todo tipo de actividades y juegos tradicionales, como los correfocs, las cabalgatas, los castillos de fuegos artificiales, concursos, competiciones deportivas, obras de teatro, mascletás o verbenas con las que “mover el esqueleto” hasta altas horas de la madrugada. 

A todas estas propuestas se suman los diferentes actos religiosos, como el que se celebrará el día 8 de septiembre, el día de la Mare de Déu de Loreto. Ese día tendrá lugar una Solemne Misa en la que estarán presentes autoridades y representantes de las fiestas, y tras la cual se disparará una gran mascletá. Por la noche, el castillo de fuegos artificiales acuáticos cerrará las fiestas. Pero los principales protagonistas serán los toros en las corridas de Bous a la mar. 

Pero alquilar casa Jávea también permite disfrutar de todos los atractivos que ofrece la ciudad, como sus más de 20 kilómetros de litoral, en los que se encuentran desde playas de arena fina a calas rocosas muy tranquilas, con pocos turistas. 

Para los que prefieren sumergirse en la naturaleza, la  Reserva Marina del Cabo de San Antonio sorprende a los visitantes con acantilados de más de 150 metros de altura, desde donde se puede contemplar la isla de Ibiza en días completamente despejados. En esta reserva también se pueden explorar una serie de cuevas, además de contar con la posibilidad de practicar todo tipo de deportes acuáticos. 

Para descansar un poco de la playa y de las fiestas, nada mejor que dar un paseo por el casco antiguo de Jávea, una buena forma de conocer su historia. Visitas obligadas son la iglesia de estilo gótico-isabelino de San Bartolomé, que antiguamente fue un lugar privilegiado de defensa, y el Museo Arqueológico y Etnográfico. 

Cabalgata en las fiestas de Jávea. Autor: ChodHound

miércoles, 8 de agosto de 2012

Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...