viernes, 6 de junio de 2014

Recorriendo Burgos: Miranda de Ebro y Pancorbo

Al norte de la provincia de Burgos encontraremos dos poblaciones muy diferentes. Por un lado, Miranda de Ebro es una gran localidad, de perfil industrial y con todo tipo de infraestructuras. Está considerada la segunda población burgalesa más importante, por detrás de la capital.


Miranda de Ebro, en Burgos. Wikimedia
En el extremo opuesto se halla Pancorbo, un pequeño pueblo ubicado en el precioso entorno de los Montes Obarenes. Se encuentra a tan sólo 17 kilómetros de Miranda de Ebro, pero su naturaleza económica es fundamentalmente agrícola, y orientada al turismo rural.

Localidad de Pancorbo, en Burgos. Wikimedia

Ambas localidades poseen un clima de transición entre el oceánico y el continental, aunque se aprecian rasgos mediterráneos. De esta forma se alternan periodos de tiempo húmedo y templado con otros secos y de grandes contrastes en las temperaturas. Las temperaturas mínimas medias anuales oscilan entre los tres y los seis grados centígrados. Los veranos suelen ser calurosos, con máximas medias que varían entre los 18 y los 22 grados.

Qué ver en Miranda de Ebro y Pancorbo


Recorriendo la localidad de Miranda de Ebro descubriremos un patrimonio monumental y cultural que se remonta a la Prehistoria. Nos remontamos tanto en el tiempo porque en esta ciudad se puede visitar un yacimiento arqueológico, el de Arce-Mirapérez, y una Necrópolis tardorromana, la de de Cabriaza.

Iglesia de Santa María, en Miranda de Ebro. Wikimedia

El pasado histórico de Miranda de Ebro nos ha dejado otras joyas monumentales, como la iglesia del Espíritu Santo, original del siglo XI; la iglesia de Santa María, del siglo XVI; la iglesia de los Sagrados Corazones, del siglo XVI; la Casa de las Cadenas, del siglo XVI, y la Casa de los Urbina, también del mismo siglo; el Puente de Carlos III, construido en 1777; la Casa Consistorial, edificada en la Plaza de España en el año 1788; la Estación de Ferrocarril, de 1862; el Castillo de Miranda, del que tan sólo se conservan algunas murallas visibles, aunque se está restaurando; el Antiguo Convento de las RR.MM. Agustinas Recoletas, construido por la familia Troconiz en 1911, o la antigua iglesia de San Juan, en ruinas desde el año 1875.

La localidad de Pancorbo no posee un patrimonio tan numeroso, pero sí igual de interesante. Destaca el Castillo de Santa Marta, construido por el conde Diego Porcelos en el siglo IX, aunque es más conocido como La Sala; la Fortaleza de Santa Engracia, edificada en el siglo XVIII y conocida como “las cuevas de los moros”; la iglesia de Santiago, un edificio gótico del siglo XVI, o la Parroquia de San Nicolás, una iglesia tardo-barroca construida en 1714.

Comer y dormir en Miranda de Ebro y Pancorbo


En Miranda de Ebro podremos disfrutar de una cocina que fusiona la gastronomía castellana con la riojana y la vasca. Como no podía ser de otra forma en una población burgalesa, los productos más típicos de la ciudad son las morcillas, sobre todo una variedad conocida como "delgadilla". En los platos tradicionales también suelen estar presentes los hongos y setas de la zona y los excelentes pescados que llegan de la costa vasca. Para los aficionados al tapeo, en esta zona también hay costumbre de tomar pinchos, y para los más golosos, es típico en la población un dulce llamado goshúa, que se elabora con nata, crema y caramelo. 

Casa de los Urbina, en Miranda de Ebro. Wikimedia

Por su cercanía a la zona con D.O. Rioja, los vinos de esta localidad tienen su fama. De hecho hay una bodega que ostenta esta denominación de origen, siendo la única de toda Castilla y León. En Semana Santa en Miranda se bebe el zurracapote, una bebida elaborada con vino tinto y frutas.

En la villa de Pancorbo la gastronomía tiene un marcado sabor vasco. En sus platos son habituales productos como el bacalao, el bonito o las anchoas. Aún así se mantiene la influencia de la cocina castellana, presente en recetas como los asados. En el pueblo sigue viva la tradición de la matanza, de la que obtienen morcillas, chorizos, chuletones o chuletillas. Al ser un pueblo de carácter agrícola, los productos de la huerta también tienen su protagonismo, y están presentes en platos como las patatas con chorizo o la menestra. 

Respecto a la oferta de alojamiento, en Miranda de Ebro encontramos hoteles como el Ciudad de Miranda, de cuatro estrellas; el Tudanca Miranda y el Hotel Vía Norte, de tres estrellas, o la Hospedería El Convento y el Hotel Achuri, de dos estrellas.

Por su parte, en Pancorbo cuentan con el hotel El NuevoMolino, de tres estrellas, y los hoteles Poli y Pancorbo, de dos estrellas.

Desfiladero de Pancorbo. Wikimedia

Miranda de Ebro y Pancorbo constituyen dos buenos destinos turísticos en el norte de España, y ambos cuentan con una excelente oferta cultural, monumental, gastronómica y paisajística. Para los que prefieran la tranquilidad y el contacto con la naturaleza, Pancorbo es la opción más adecuada. Por el contrario, si lo que se busca es una ciudad más cosmopolita, con numerosas propuestas de ocio y comercio, Miranda de Ebro es la elección ideal.

Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...