lunes, 2 de junio de 2014

México, un mundo de posibilidades para el viajero


México es un país que ofrece numerosas caras. El viajero que llegue a esta nación centroamericana descubrirá que cuenta con la posibilidad de disfrutar de una gran variedad de oferta turística: cultura, playas, naturaleza, gastronomía, aventura… Y es que existe un México adaptado a los gustos y necesidades de cada visitante.  

Ciudad de México.
  
Destinos de mar y sol en México

La costa de México está repleta de enclaves turísticos con una excelente oferta de playas y el buen tiempo asegurado. La Riviera Maya, Cancún, Acapulco, Cozumel o Huatulco son sólo algunos de ellos, los más solicitados. Pero existen otros muchos paraísos playeros en México, como Los Cabos y La Paz, en Baja California Sur; Puerto Peñasco, en el Mar de Cortes; las zonas de Mazatlán, Puerto Vallarta, Costalegre, Manzanillo, Zihuatanejo y Puerto Escondido, en la costa del Pacífico, o Veracruz, en el golfo de México.


Tulum, en la Riviera Maya. Wikimedia

En todos y cada uno de estos destinos encontraremos una magnífica infraestructura hotelera, una completísima oferta de ocio, numerosas y deliciosas propuestas gastronómicas y otras muchas propuestas para convertir nuestro viaje en una experiencia inolvidable.

Viajes culturales a México

Aunque la mayoría de los visitantes que acuden a México siguen siendo los que buscan playas y sol, comienza a llegar un gran número de turistas que buscan la oferta cultural de este ancestral país. Las culturas azteca y maya o los restos del pasado colonial son sólo algunos de los muchos reclamos del patrimonio mexicano.

Lugares como las zonas arqueológicas de Teotihuacan, Malinalco, Teotenango o Calixtlahuaca son una interesante muestra de la cultura prehispánica. Ya en la época colonial, las construcciones religiosas, llevadas a cabo principalmente por monjes franciscanos, agustinos y dominicos, son un magnífico exponente del patrimonio mexicano. Por todo el país encontramos conventos, capillas o iglesias que representan la herencia arquitectónica del viejo mundo. Algunos de los ejemplos más representativos son los conventos de Tepotzotlán, Zinacantepec, Malinalco, Ozumba, Acolman, Amecameca, Metepec o Toluca.

 
Pirámide de la Luna, en Teotihuacan. Wikimedia

Hay destinos de México que conjugan bellas playas y un excelente patrimonio histórico y cultural. Es el caso de Tulum, en la Riviera Maya, que posee la única zona arqueológica del país que se asienta a orillas del mar.

Y no hay que olvidar que México posee 10 ciudades que ostentan el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad, otorgado por la UNESCO. Estas son Campeche, Ciudad de México, Guanajuato, Morelia, Oaxaca, Puebla, Santiago de Querétaro, San Miguel de Allende, Tlacotalpan y Zacatecas.

Naturaleza y aventura en México

Las actividades de aventura y el ecoturismo van de la mano en México. Y es que el país posee una serie de ecosistemas de naturaleza que invitan no sólo a recorrerlos, también a practicar en ellos todo tipo de actividades deportivas, de ocio y de aventura. Los paisajes de tundra, selva, desierto o sierra invitan a vivir experiencias únicas.

En México se pueden observar los cielos en parajes desérticos llenos de cactus y con cero contaminación lumínica (Baja California, Chihuahua o Sonora); viajar en canoa por los manglares (Península de Yucatán o Baja California); hacer descenso por los rápidos de sus ríos (Veracruz o Morelos); practicar el barranquismo o la espeleología (Morelos, Nuevo León o Guerrero); escalar montañas (Baja California Norte, Chihuahua, Nuevo León o San Luís Potosí) o bucear junto arrecifes de coral (Campeche, Veracruz o Yucatán). 

Manglar de Puerto Morelos. Wikimedia

La flora y la fauna proporcionarán estupendos momentos a los amantes de la naturaleza, que podrán contemplar desde colonias de mariposas monarca a monos aulladores, sin olvidar a los salvajes felinos de selvas como las de Chiapas o Campeche.

Viajar al México más tradicional

Otra forma de conocer México es a través de los llamados Pueblos Mágicos. Se encuentran a lo largo de todo el país, y son aquellos que han sabido mantener intacta su riqueza cultural e histórica. Sus habitantes conservan todas sus costumbres y hacen gala de sus tradiciones, leyendas, gastronomía y artesanía, lo que convierte estos destinos en  lugares llenos de vida, color y de riqueza cultural y etnográfica.

Los principales Pueblos Mágicos de México, los que más visitas reciben, son San Cristóbal, Taxco, Valle de Bravo y El Fuerte. Pero existen otras muchas pintorescas localidades mexicanas que ostentan el honor de ser catalogadas como Pueblos Mágicos: Malinalco, Mexcaltitán, Huasca de Ocampo, Real de Catorce, Tepoztlán, Tepotzotlán, Tecolotlán, Tapalpa, Comala, Dolores Hidalgo, Cuetzalan, Chignahuapan, Zacatlán, Xicotepec, Pahuatlán, Tlatlauquitepec, San Andrés Cholula, San Pedro Cholula, Izamal o Tequila, entre otras.

Taxco, Pueblo Mágico de México. Wikimedia

En tus próximas vacaciones disfruta la gran oferta turística de México, y prepárate para vivir múltiples experiencias llenas de magia.

Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...