jueves, 22 de agosto de 2013

Alcorisa, en Teruel, turismo rural de altura


Alcorisa es un municipio de la provincia de Teruel perteneciente a la comarca del Bajo Aragón. Se halla a medio camino de Zaragoza y de Teruel capital. Está surcado por el río Guadalopillo, y rodeado de sierras calizas horadadas por cuevas y abrigos, por campos cultivados de viñas y por olivares y almendros.
Monte Calvario y Ermita del Santo Sepulcro.

Su agradable clima de tipo atlántico proporciona a la localidad de Alcorisa una temperatura media anual de 14 grados centígrados. En verano la media asciende hasta los 31 grados, y en los meses de invierno desciende hasta los 0,60 grados. En cuanto a las lluvias, la media anual de las precipitaciones es de 401 mm.

Un paseo por Alcorisa

Aunque son muchos los que creen que Alcorisa no es más que una gran calle situada en torno a una carretera, la verdad es muy diferente. Más allá de la carretera, Alcorisa ofrece al viajero la posibilidad de conocer su precioso casco antiguo, además de contar con un interesante patrimonio monumental.

Los amantes de la naturaleza disfrutarán recorriendo los preciosos alrededores de la población, entre cuyos parajes se hallan el Monte Calvario, el Monte de San Cristóbal, la Peña San Juan, el Pantano de Gallipuen o el Parque fluvial Guadalope-Guadalopillo.

Panorámica de Alcorisa.
 
Respecto a su patrimonio histórico-monumental, en Alcorisa sobresalen los edificios pertenecientes a la arquitectura religiosa. Señalar la iglesia de la Magdalena, del siglo XII; la antigua iglesia de San Sebastián, del siglo XIV; la iglesia de la Asunción, del siglo XV; la iglesia Parroquial de Santa María La Mayor, del siglo XVII; la iglesia de San Sebastián, del siglo XVII, o la iglesia de San Pascual, del siglo XVIII. Son también de interés y de valor artístico las ermitas del Santo Sepulcro (siglo XVI) y la de San Juan, del año 1919. 

En cuanto a la arquitectura civil, llaman especialmente la atención el conjunto arquitectónico que se encuentra en torno a la plaza porticada del Ayuntamiento y el Palacio del Barón de la Linde, del siglo XVIII. 

Iglesia de Santa María la Mayor.

Gastronomía y alojamiento en Alcorisa

Comer en Alcorisa es una grata experiencia, sobre todo para los amantes de la carne y otros derivados cárnicos. En su contundente gastronomía se incluyen platos tan típicos de lugar como las judías con chorizo y morro, las recetas elaboradas con conejo, el ternasco o las magras con tomate. Es también tradicional el "fulladre", un bollo relleno de tomate y pimiento.

La repostería tradicional de Alcorisa es abundante y exquisita. Como muestra, unas deliciosas pastas denominadas misterios, o las tortas de alma, que están rellenas de cabello de ángel. 

Subida al Monte del Calvario.
 
Otro dulce típico es la cazuela de Reyes, un guirlache que tiene forma de olla y que está relleno de bizcocho borracho y merengue. Otra variedad son las Piedrecicas del Calvario, un guirlache compuesto por almendras enteras bañadas en chocolate con leche.

No conviene abandonar Alcorisa sin haber probado, o adquirido, productos autóctonos. Es el caso de los melocotones, su magnífico jamón o el estupendo aceite de oliva Virgen Extra que se elabora en la zona.

En cuanto a la oferta de alojamiento de Alcorisa, no es muy abundante, pero sí correcta.  Incluye el hostal El Ávila, el hotel Casa de la Fuente, el hostal Alcorisa, el Restaurante Hostal El Castillo o el Albergue Municipal.

Tradiciones y fiestas de Alcorisa

Alcorisa es una población repleta de tradiciones. Entre ellas se halla la afición de sus vecinos a tocar el tambor y el bombo. De hecho, ambos instrumentos cuentan con su propio monumento en el área recreativa que hay en el cruce de la N-211 con la variante de Andorra a Mas de las Matas. Igualmente, la localidad forma parte de la Ruta del Tambor del Bajo Aragón, instrumento que está muy presente todos los años en la representación de la "La Pasión de Jesús", que tiene lugar en el Monte Calvario.

Plaza Porticada del Ayuntamiento.

Los viajeros que quieran conocer Alcorisa en todo su esplendor, pueden elegir la fecha de alguna de sus amenas y atractivas festividades para visitarla. En el calendario de eventos encontramos la fiesta de San Sebastián (el 20 de enero); la Semana Cultural (la segunda mitad de enero); el Carnaval y la Semana Santa; la festividad de San Jorge (23 de abril); las Fiestas de Primavera (1 de mayo); la exaltación de la Santa Cruz (el 14 de septiembre); las Fiestas Mayores (a mediados de septiembre); la Semana Deportiva (a finales de septiembre y principios de octubre), o la Fiesta de la Villa, que se celebra, en años impares, a principios de noviembre.

Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...