lunes, 30 de abril de 2012

Un viaje con Clint Eastwood, del desierto de Almería a los puentes de Madison County (2ª parte)


Playa de Carmel Beach, en Carmel (California). Autor: Erin McDaniel, Erinmcd


La carretera de la costa: la ruta Big Sur

Desde San Francisco se puede viajar de forma rápida a Los Ángeles por autopista, pero, disfrutando de tiempo, que es lo primordial en cualquier viaje, lo más recomendable es hacerlo por la costa, descubriendo la ruta del Big Sur.

La carretera de la costa, de gran belleza paisajística, permite explorar con tranquilidad el condado de Monterey, famoso por el Parque Estatal Julia Pfeiffer Burns, su acuario, los cercanos bosques de las sequoias gigantes, sus festivales de música y sus campos de golf.

En Monterrey también es muy recomendable recorrer un espacio natural llamado “17 Mile Drive”, una ruta de 17 millas que se realiza en coche y en cuyas paradas se puede disfrutar de increíbles vistas marinas o de las caprichosas formas que el viento opera en los árboles de la costa, especialmente en el famoso The Lone Ciprés, un abigarrado ciprés aislado que cuenta con más de 250 años.

Esta original experiencia, que atraviesa una lujosa urbanización privada y por la que cobran alrededor de 10 dólares, nos lleva hasta la localidad de Carmel-by-the-Sea, más conocida como Carmel.

Clint Eastwood fue alcalde de esta pequeña ciudad durante poco más de un año. Además, tanto el rancho que aquí posee como su famosa productora, Malpaso Productions, toman su nombre de Malpaso Creek, una laguna situada al sur de Carmel. 

Perteneciente al Condado de Monterey, Carmel es una bella y encantadora localidad costera donde llaman la atención tanto sus originales y preciosas viviendas como sus floridos y cuidados jardines. Los pequeños hostales con encanto se alternan con los hoteles de lujo, rodeados de atractivas tiendas, excelentes restaurantes y numerosas galerías de arte. Es sin duda el lugar ideal para una escapada romántica.


A la belleza de esta pequeña villa se une su entorno privilegiado y sus hermosas playas. La de Carmel Beach es perfecta para disfrutar de espectaculares puestas de sol, mientras que la de Carmel River, a dos kilómetros, es ideal para practicar el surf, bucear o contemplar las aves marinas.

La carretera de la costa prosigue su camino hasta Los Ángeles, ofreciendo, curva tras curva, un asombroso paisaje de acantilados y postales marinas. Pero antes de llegar a esta cinematográfica ciudad es imprescindible hacer una parada en la localidad de Santa Bárbara, ciudad que merece por sí sola un post completo.

Los puentes del Condado de Madison

La imagen más conmovedora y romántica de Clint Eastwood la encontramos en la película “Los Puentes de Madison”, film que, además de dirigir, interpretó junto a la oscarizada Meryl Streep.

Los escenarios de la película, basada en el libro Robert James Waller, están situados en el maravilloso y bucólico condado de Madison, en el estado de Iowa, lugar donde nació otro famoso y legendario actor estadounidense, John Wayne.

Tanto la novela como la película hicieron extraordinariamente famosos los puentes de Madison County, que originalmente eran 19, aunque en la actualidad sólo siguen en pie seis de ellos.

Es imposible olvidar a Meryl Streep, en su personaje de Francesca Johnson, dejándose enamorar por el fotógrafo Robert Kincaid, entrañable personaje que interpretaba Clint Eastwood. Algunos de esos originales puentes, como el Holliwell, Hogback, Cutler-Donahoe Bridge o el Cedar Covered son testigos silenciosos en la película de esta bella historia de amor.  

Cada año, desde hace 43, en Madison County, que está situado a sólo 30 minutos de Des Moines y abarca las localidades de Winterset, Earlham, Bevington, Patterson, Macksburg, St. Charles, Perú Oriente y Truro, tiene lugar el Covered Bridge Festival. Este singular evento, que se celebra durante un fin de semana de octubre, es la excusa perfecta para disfrutar de los increíbles colores del otoño en Madison, conocer y adquirir sus excelentes y variados productos artesanales y, cómo no, visitar sus maravillosos puentes cubiertos.

La extensa filmografía de Clint Eastwood ofrece la posibilidad de soñar con otros cientos de destinos más por todo el mundo, como la exótica y alocada Nueva Orleáns de “Medianoche en el jardín del bien y del mal” o los impresionantes escenarios africanos de “Cazador blanco, corazón negro”. Pero esos son ya otros viajes que contar. 

Roseman Bridge, en el Condado de Madison (Iowa). Autor: SanjayFays
  

Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...