lunes, 2 de enero de 2012

Viaja gratis o por muy poco dinero por todo el mundo

Internet, y sobre todo las redes sociales, se han convertido en el mejor aliado para recorrer el mundo gastando muy poco dinero o gratis. Descubre cómo.


Aunque no es ninguna novedad, viajar por todo el mundo invirtiendo el mínimo dinero en ello es cada día más fácil. Pero, además, si sabes donde buscar, puede salirte gratis.

Desde hace años existen organizaciones que intercambian recursos para que los implicados se desplacen de un lado a otro del mundo con el alojamiento gratis asegurado. Pero también se pueden conseguir los traslados, las comidas y otras muchas ventajas si sabe cómo hacerlo. A continuación encontrarás las claves.

Intercambiar casa por todo el mundo

Esta es la forma más antigua y tradicional de descubrir mundo sin pagar, pero hay que asegurarse de hacerlo a través de una empresa seria. Es el caso de la web Homeforhome.com. Sólo tienes que registrarte en su sitio y pagar una cuota de 2,95 euros al mes. A partir de ese momento ya podrás disfrutar de unas vacaciones diferentes intercambiando tu casa con otras personas de diferentes países. Los destinos que podrás encontrar en esta web son numerosos: Francia, Italia, Reino Unido, Canadá, Estados Unidos o Brasil son algunos de ellos.
 

La comunidad Couchsurfing 

La web Couchsurfing.org, en inglés, es una red que cuenta ya con más de 360.000 miembros y que ha intercambiado casi 271.000 operaciones de ayuda y alojamiento con éxito en todo el planeta.

El funcionamiento de esta red es muy sencillo. Consiste en registrarte y completar una ficha para formar parte de esta comunidad. Cuando uno de los miembros va a viajar consulta los couchsurfers que viven en las proximidades del destino al que se dirige, se pone en contacto con ellos y les explica su viaje. Estos, por su parte, facilitan información sobre el lugar, proporcionan datos de interés y ayudan a organizar tu ruta, además de ofrecerte alojamiento.

Pertenecer a la comunidad Couchsurfing no obliga a prestar alojamiento o a aceptar las solicitudes que recibas, aunque se sobreentiende que, si disfrutas de la hospitalidad de otras personas, se espera que tú también prestes apoyo.

Con la filosofía de Couchsurfer siempre podrás contar con un sofá para dormir en cualquier parte del mundo, además de poder estrechar lazos con el resto de los viajeros. Y no hay que olvidar que cuando estás alojado en una casa pasas a ser un miembro más de la familia, por lo que debes ayudar en las tareas de convivencia. 

Desplazarse en coche por muy poco dinero

Esta es otra forma tradicional de viajar sin pagar, pero que Internet ha mejorado ampliamente.

En esta modalidad destaca la web Hitchhikers.org, que consiste en conductores que se ofrecen a trasladar a gente gratis o por una pequeña compensación. Los conductores que van a desplazarse en coche y disponen de plazas libres, además de buscar compañía para el viaje, incluyen en la web, con una simple operación, su propuesta de viaje y las plazas de que disponen. El viajero sólo tiene que buscar la que más le interese y ponerse en contacto con el conductor.

La web Shareling.es ofrece también la posibilidad de compartir transporte de forma más ecológica y por muy poco dinero.

Trabajar en una granja para viajar gratis

El intercambio de ayuda para recibir alojamiento gratis es también una buena opción para ver mundo. En Reino Unido, la web wwoof.org ofrece la posibilidad de obtener comida, alojamiento y la oportunidad de aprender formas sostenibles de vivir a cambio de ayuda voluntaria.
Otra web similar es Fhinz.co.nz, en Nueva Zelanda, formada por alrededor de 350 granjas de este singular país. Sus dueños están dispuestos a ofrecer alojamiento y comida gratis para los visitantes, a cambio de cuatro a seis horas de trabajo diario.

 

Las redes sociales como medio de viajar gratis

Twitter, Facebook o Myspace, entre otras redes sociales, se han convertido en todo un fenómeno en cuanto a posibilidades a la hora de viajar gratis o por poco dinero.
Como ejemplo, el caso del inglés Paul Smith, de 33 años, que consiguió viajar por el mundo prácticamente gratis gracias a Twitter, dependiendo sólo de la ayuda que le iban proporcionando sus seguidores en estar red. Este fenómeno se bautizó como twitchhiker, y cuenta ya con muchos adeptos.

Organizaciones como Hitchhikers o Couchsurfing también cuentan con una gran comunidad en Facebook.
Existen otras redes sociales orientadas a este tipo de viajes. Es el caso de Extrabed, que nació de un grupo de bloggers indios, pero que hoy ya se ha extendido a otros países. En esta red proponen ofrecer la cama de más que tienes en tu casa al blogger que visita tu ciudad.

Destaca también Hospitality Club, una de las comunidades más numerosas del mundo. Esta red de viajeros intercambia ayuda y hospitalidad. La pertenencia a esta comunidad, como en casi todas, no obliga a hospedar a otras personas, pero es de ley que si utilizas su servicio también aportes algo para que la red funcione.

Pero las posibilidades son muchas más de las que tienen cabida en este artículo. Para conocerlas sólo necesitas un ordenador con acceso a Internet, una mentalidad abierta y muchas ganas de ver mundo.

La edición original de este artículo mío se encuentra en Suite101: http://belen-valdehita-villota.suite101.net/viaja-gratis-o-por-muy-poco-dinero-por-todo-el-mundo-a34108


Viajar gratis es posible con Internet.

Créditos / Autoría: Isacar Marín



Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...