jueves, 26 de enero de 2012

Cangas de Onís, una buena forma de engancharse a Asturias


Iglesia parroquial de Santa María, en Cangas de Onís. Autor: José Luis Filpo Cabana
 
Para los que amamos Asturias, cualquier lugar es bueno para disfrutar de esta hermosa tierra, pero, para aquellos que no la conozcan, la villa de Cangas de Onís es un lugar perfecto para iniciarse en el Principado.

Cangas de Onís es la capital del concejo asturiano homónimo, y se encuentra emplazada en el verde y fértil valle que surcan los ríos Sella y Güeña. 

Cangas forma parte esencial de la historia asturiana y de España, Tras originarse el Reino de Asturias, después de la rebelión de los Astures y Cántabros, a la cabeza se hallaba el Rey Pelayo. Este  venció a los musulmanes en la histórica batalla de Covadonga (año 722), fecha clave para el inicio de la Reconquista. En aquella época, Cangas de Onís fue la primera capital del entonces reino de Asturias.


Qué ver en Cangas de Onis

El concejo de Cangas de Onís, por su destacado pasado histórico, posee un rico patrimonio histórico-monumental. Dentro de la villa de Cangas, uno de sus principales símbolos es su Puente Romano, considerado Monumento Histórico-Artístico desde 1931. El actual que se puede ver es el resultado de una reconstrucción que tuvo lugar en el siglo XIV por parte de Alfonso XI. Cuenta con cinco arcos, tres apuntados, y del central cuelga una reproducción de la Cruz de la Victoria.

Otros monumentos destacados del término de Cangas son la Ermita de Santa Cruz (original del siglo V y reconstruida en el siglo XX), que posee un dolmen del 3.000 antes de Cristo; el Ayuntamiento de la villa, de corte clasicista (siglo XIX); la Iglesia parroquial de Cangas de Onís, que posee unas maravillosas vidrieras de los franceses Maumejean y en el interior pinturas del asturiano Casimiro Baragaña (siglo XX); el renacentista Palacio Cortés, donde pernoctaron la Reina Isabel II y Jovellanos tras su visita en 1858; la Capilla de San Antonio (siglo XVI y reformada en el XIX); el Palacio Pintu, que fue construido en el siglo XX como copia de otro anterior del siglo XVII; la Plaza del Mercado, de inspiración tradicional asturiana, o la Casa Dago, de arquitectura montañesa y que actualmente alberga las oficinas del Parque Nacional de los Picos de Europa. Desde Cangas de Onís se pueden realizar infinidad de excursiones a los Picos de Europa.

También desde Cangas parte la carretera que lleva al Real Sitio de Covadonga, a sólo 12 kilómetros, lugar donde Pelayo inició la Reconquista.

En el santuario se halla la Santa Cueva que alberga la imagen de la Virgen de Covadonga, la Santina. La actual data del siglo XVIII, ya que la primitiva fue destruida en un incendio, en 1777.

En el Real Sito también se encuentra la Colegiata o Casa de Novenas, la Hospedería, la Casa de Canónigos y la Basílica de Santa María la Real de Covadonga.

Desde Covadonga parte la carretera a los maravillosos lagos de Covadonga, el Enol, situado a 1.070 metros de altura, y La Ercina, a 1.108 metros. Durante el mes de agosto y Semana Santa es obligatorio acceder a ellos en los autobuses de la empresa que salen de Cangas de Onís, Soto de Cangas y El Bosque, pero el resto del año el acceso es libre.


La gastronomía tradicional de Cangas de Onís

La cocina típica de Cangas de Onís está basada en la de los pastores, y utiliza productos tradicionales del campo, como las fabes, el maíz, las patatas y las deliciosas carnes de terneros, corderos y cerdos, criados con el mejor de los pastos. Además cuenta con la riqueza de los ríos de la zona, que proporcionan truchas, salmones, reos y anguilas.

Con "estos mimbres" se cocinan platos tan deliciosos como la fabada, el pote asturiano, los arbejos (guisantes) con jamón, las chuletas de carne roxa, el cordero o el cabrito. Entre los embutidos sobresalen el chorizo de jabalí y el chorizo preparado a la sidra.

Mención aparte merecen los exquisitos quesos de esta zona, como el "Gamoneu" (Gamonedo), o los que se elaboran en los Picos de Europa, como Los Beyos y el contundente Cabrales. Y para postre el arroz con leche (el que hacen los asturianos es el mejor), el helado Peña Santa o los excelentes pasteles artesanos.


Dónde dormir en Cangas de Onís

La oferta de alojamiento en el concejo y en la villa de Cangas de Onís cuenta con hoteles, apartamentos, pensiones, albergues, casas de aldea o un camping. 

Entre los hoteles, en la categoría de cuatro estrellas se hallan el Granda, el Parador Nacional Cangas de Onís, el Ciudad Cangas de Onís, La Cepada o el Imperion.

En la categoría de tres estrellas se encuentran el Casa de Campo, el Arcea Aldea del Puente, el Arcea Hotel El Sella, el Coviella Hotel Rural, el Santa Cruz, el Águila Real, Los Lagos o el Nochendi.

De dos y una estrella están Los Acebos Cangas, el Eladia, el Puente Romano, el Molino del Partidor o los apartamentos Finca La Cuesta.

El camping más cercano es el de Covadonga, en Soto de Cangas, que es de 3ª categoría.


Qué hacer en Cangas de Onís

En la villa de Cangas de Onís, además de disfrutar de su excepcional patrimonio histórico-monumental, su deliciosa gastronomía o su espectacular naturaleza, se pueden realizar una gran número de actividades, especialmente de turismo activo, como el senderismo, las rutas BTT, los paseos a caballo, el descenso en canoa por el Sella, el piragüismo o la escalada.

Cangas de Onís es la puerta de numerosas rutas al Parque Nacional de los Picos de Europa, al Real Sitio de Covadonga (donde se halla el santuario de la virgen) o a los lagos de Covadonga, donde el 25 de julio se celebra la Fiesta del Pastor, conocida como "La romería cerca del Cielo".

Otras festividades destacadas en Cangas de Onís son el Día de Covadonga, fiesta del principado de Asturias y de su patrona, que tienen lugar el 8 de septiembre, y las del patrón, San Antonio, que tienen lugar el 13 de junio.

Asturias te espera, y ya estás tardando.

Puente Romana de Cangas de Onís. Autor: Cerezodeabajo





Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...